EL BOTIN

EL BOTIN

Había una vez un salteador de caminos que tuvo la suerte de atracar a un jinete el mismo día en que se había fugado con una gran cantidad de dinero destinada a pagar la nomina de los trabajadores de una lejana mina perdida en el corazón de las montañas.
El salteador, que había llegado de muy lejos perseguido por la ley, aferro la hermosa bolsa de piel de becerro roja y blanca que contenía una pequeña fortuna y trepo montaña arriba por perdidos senderos de una región casi deshabitada.
Durante todo un día se alejó hasta coronar una alta cima desde la que observo detenidamente a su alrededor llegando al convencimiento de que no se percibía rastro alguno de presencia humana en muchos kilómetros a la redonda.
Aquella cumbre constituía un refugio perfecto a la hora de pasar la noche sin miedo a ser localizado, por lo que abrió la bolsa y contempló extasiado su botín; nunca a lo largo de más de veinte años de cometer toda clase de fechorías había conseguido apoderarse de una suma ni tan siquiera semejante.
Calculó que con un poco de suerte y avanzando siempre por lugares agrestes y solitarios podría regresar a su casa en la costa, comprarse una casa y una barca y vivir sin problema durante muchos, muchos años ya que su víctima nunca podría delatarle por miedo a delatarse a si mismo.
Cuando ya el sol se ocultaba comprobó de nuevo que no se distinguía presencia humana en cuanto alcanzaba la vista, y al caer la noche se arrebujó en su poncho y cerró los ojos.
El cansancio de la larga camina hizo su aparición por lo que durmió profundamente hasta que el sol, ya muy alto le hirió de lleno en el rostro.
Se despertó feliz, pero su felicidad duró apenas unos instantes; la bolsa del dinero había desaparecido.
Desesperado se precipito montaña abajo en busca del ladrón, corrió de un lado a otro como un loco, lanzó gritos e insultos, y de improviso, en una revuelta del camino se topo de frente con el jinete que le apuntaba ahora con una vieja escopeta.
-¡Devuélveme mi dinero!- gritaron al unísono.
También dispararon al unísono.
Ambos quedaron malheridos y tendidos de espaldas, cara al cielo.
En los estertores de la agonía pudieron observar como muy, muy arriba, por encima incluso de la alta cima de la agreste montaña, un enorme cóndor trazaba lentos círculos en el cielo.
La gigantesca ave carroñera esperaba paciente a que fuera en primer lugar La Muerte la que extendiera su negro manto sobre ellos.
Mientras giraba sin prisas recordaba cómo el día anterior había observado desde las alturas como uno de aquellos hombres le arrebataba al otro un pequeño becerro rojo y blanco, y cómo corría luego monte arriba apretándoselo contra el pecho.
¿Por qué lo había hecho?
¿Y por qué se habían matado ahora el uno al otro probablemente a causa de ese mismo becerro?
Aquel mísero animal no valía nada.
El lo sabía muy bien porque al amanecer se lo había llevado a su nido, y al abrirle las entrañas no había encontrado ni carne, ni sangre ni nada que pudiera saciar el apetito de uno solo de sus polluelos.
Cuanto contenía se lo había llevado el viento sobre las copas de los árboles hasta que se fue perdiendo de vista en la distancia.
El cóndor no entendía muy bien qué era lo que había ocurrido, pero había algo que si tenía muy claro: aunque la presa que capturara con la primera claridad del día no le hubiera servido de almuerzo, gracias a ella disfrutaría en los días venideros de un fabuloso e inesperado festín.
Le vinieron a la mente las palabras que su padre le dijera años atrás allá en el nido:
-Presta mucha atención a los seres humanos: nos cuidan, nos protegen, pero se masacran entre si y ni siquiera lo hacen con el fin de alimentarse por lo que dejan sus cuerpos a nuestro alcance. Mientras ellos existan los cóndores no tenemos de que preocuparnos…

13 comentarios

  1. Marisa
    Marisa 8 de October de 2008 at 15:46 .

    Anda!!!Cambio de tercio!!
    Tenemos que sacar algo pàrticular de este innovador relato, o cada uno que saque sus propias conclusiones???
    Enhorabuena por la entrevista de MILENIO 3,me dejó con hambre.
    Y enhorabuena también por seguir siendo tan magnífico escritor.
    Continuo con la misma ilusión.
    Un fuerte abrazo.MLS

  2. Anonymous
    Anonymous 8 de October de 2008 at 20:27 .

    Por eso hay 6.500.000.000 de condores y solo un centenar de humanos, por que nos esterminamos a nosotros mismos.

    Estimado Alberto, usted no deja de sorprenderme.

  3. Anonymous
    Anonymous 8 de October de 2008 at 21:40 .

    A poco que se busque y contraste sus afirmaciones, uno encuentra que los datos son extremadamente diferentes entre los que usted afirma y lo que uno encuentra en sitios especializados.
    ¿A qué viene esta afirmación?
    He escuchado su entrevista en milenio3 en la web de Iker y muy a la ligera, usted asegura que aún queda petroleo para aburrir a las ovejas como abastecer durante 100 o 200 años mas y que las reservas probadas son de 8.000 millones de barriles (8 veces mas que en la crisis del 73 “segun sus propias palabras”), pues despues de saber a qué ritmo gastamos petroleo:
    ” La humanidad quema 70 millones de barriles de petróleo diarios”
    Solo nos queda petroleo para 114 dias, lo cual no es muy alentador, ¿no?. Por suerte, las reservas son algo superiores:
    ——————-
    Kuwait: 92bn (64bn)
    UAE: 92bn (34bn)
    Iran: 93bn (64bn)
    Iraq: 100bn (48bn)
    Saudi Arabia: 258bn (170bn)
    reservas declaradas en miles de millones de barriles 1990 (1970)
    ——————-

    Lo que nos dá unas reservas de 635 mil millones y sin contar con otros paises productores como Venezuela, Rusia etc…

    De todas formas, el petroleo está ya pasada la curva de hubbert, lo que nos queda es una carrera cuesta abajo contra un muro de puro hormigón.

    Suerte.

  4. Anonymous
    Anonymous 8 de October de 2008 at 23:44 .

    No dije millones sino billones, que en terminos de barril de petroleo son mil millones de millones, no un millon de millones

  5. Anonymous
    Anonymous 9 de October de 2008 at 12:31 .

    Bueno, ante todo y suponiendo que el último mensaje anónimo es de usted, señor Alberto, es pedirle disculpas, no debí de hacer el anterior comentario dado que usted no es un experto en resevas de petroleo y tiene todo el derecho a hacer comentarios aunque sean equibocados, luego y con todo respeto, decirle que he vuelto a escucharle en (http://www.ikerjimenez.com/milenio3/index.html) para ver si lo entendí mal y he de decirle que no lo he entendido mal, ya que usted remarca con tono mas alto esa cifra de ocho mil millones y no billones, pero repito, “mea culpa” haber hecho ese comentario dado que solo pretendía hacer comparaciones entre el Coltan y el petroleo, aunque sugiero a todo el que le preocupe el tema del fin del petroleo barato que se informe dado que hay toda la información que se desee y es solo cuastión de practica separara la paja del grano.

    Un respetuoso saludo y siga dandonos tan buenos y gratos momentos.

  6. Anonymous
    Anonymous 9 de October de 2008 at 12:42 .

    Gracias Sr AVF,
    Un saludo,
    fdo
    Canario en Madrid

  7. manchega
    manchega 9 de October de 2008 at 13:41 .

    Desde luego como gusta a algunos buscarle 3 pies al gato.
    Dejaos de remilgos…
    No haca caso, Sr Alberto.
    Un abrazo desde Tomelloso.MLS.

  8. el anónimo de siempre
    el anónimo de siempre 9 de October de 2008 at 19:32 .

    ¿Porqué los anónimos no se dignan a identificarse con un nombre, aunque sea ficticio que facilite la comunicación aquí en los comentarios?

    En la opción de comentar se debe seleccionar Nombre/URL y luego se pone el nombre que se quiere mostrar, es simple.

    Confío que lo usen, eso facilitará la comunicación.

    el anónimo de siempre

  9. Juan
    Juan 13 de October de 2008 at 13:07 .

    Es de agradecer este texto que nos regala, Maestro Alberto. En cuanto a su mensaje, no dejan de ser cóndores “humanizados”, ¿no cree? El ser humano puede llegar en su proceder a los extremos más estúpidos y mezquinos, pero en su otro extremo, no hay especie que lo iguale en inteligencia y nobleza.

    Otra cosa bien distinta son las sociedades y sus estructuras, cuya meta –además de la ambición de los dineros- es reducir la singularidad del individuo a mero número. Las sociedades aniquilan la nobleza de sus invididuos, el medio natural que les permite la vida y a nuestra dignidad global como especie.

    Habría que saber qué pasaría si se permitiera a las personas despojarse de sus “vestiduras sociales” y mostrar sus virtudes y miserias, sincera y abiertamente… Quién sabe.

    Disculpe el alegato del canario con nombre de calle :)

    Cordiales saludos,

    juan armas

  10. javimartexi
    javimartexi 22 de October de 2008 at 23:22 .

    Hola y buenas(en mi caso noches) a todos!
    Pricipalmente al Sr Alberto Vazquez Figueroa.
    Le admiro Sr AVF(abreviatura que he visto por la red y que me permito aqui usar, siempre que usted no diga lo contrario) desde hace mucho tiempo, desde que lei su primer libro “Oceano” , he leido creo que mas de sesenta obras suyas (a cual mejor) y tengo ahora mismo 52 de sus libros,(pronto conseguire el resto, auqnue es verdad decirle que alguno me “vuelvo loco” para conseguirlo y no hay manera, pero dejemos eso ahi), mi comentario, post intervencion o como ustedes quieran llamarle es por que he descuerto esta pagina hace una semana, y he visto el comentario del Sr “anonimo” de que el Sr AVF dijo “miles de millones en vez de billones o algo asi” creo que se entiende lo que dice , pero es mas se reitera en su afirmacion despues de decir “que ha escuchado en milenio3 las palabras de AVF , yo lo he buscado por mas vueltas que he dado no he conseguido (sera que soy neofito y bastante diletante en el tema de informatica e internet , y no de un cultismo esoterico general sino una persona normal que no escribe con acentos, pido disculpas por las tildes ya que no soy ducho en estos temas) escuchar la entrevista de Iker Jimenez al Sr AVF de milenio3, no se si es que se refiere a la entrevista en “cuarto milenio” (supongo que si, pero no puedo estar seguro , por que han pasado dias y a lo mejor antes se podia escuchar lo que el dice, no se) pero si he visto y esta en youtube la entrevista de Iker Jimenez al Sr AVf de su libro coltan donde cice”ocho mil billones”, y tengo buen oido, es mas, dice primero respecto a la corte aquella de roma (je je je) “mil millones” y 4 decimas de segundo despues rectifica y dice “mil billones” y dice que” hoy se sabe que hay ocho mil billones” aqui esta el link:

    http://es.youtube.com/watch?v=s2Gs2k0oV9g

    que cualquiera puede ver “gratuitamente es mas remarca en su pronunciacion Bi con “b” de …

    quiero decir que el Sr AVF es bastante preciso y el Sr anonimo es bastante impreciso (probablemente un troll) pero ni me interesa ni es importante, lo importante es que aqui quedan verdaderamente expresados los hechos y pruebas y no bla bla bla

    por otra parte felicito al Sr AVF y los participantes y ya corto el rollo , otro dia mas
    Jav

  11. Dersa
    Dersa 30 de November de 2008 at 14:43 .

    Nos ofuscamos por la cantidad que queda de petróleo…como si eso fuera lo importante..y no nos centramos en apoyar otras alternativas, en usarlas y potenciarlas, y el cóndor pasa, y el buítre acecha, y nosotros la carroña humana, expuestos por nuestra falta de determinación.

    Ay!, algunos de los llamados pecados capitales..cómo rezuman en la tierra…

  12. Bruno Rodriguez
    Bruno Rodriguez 8 de December de 2008 at 1:02 .

    Muy interesante parabola, sobre los ecologistas de ciudad que se pelean entre ellos para ver quien cuida mas a la naturaleza y acaban destrozando todos los proyectos (botines) de gente del campo, que siempre han vivido gracias a que cuidaban la naturaleza y proyectos de agua y de energia que podrian ayudar a la humanidad y la naturaleza, pero que pueden tener impacto sicologico en unos pajarillos.

  13. Rosa
    Rosa 29 de March de 2009 at 15:13 .

    Qué necios!
    …Y esa tendencia a acaparar sin sentido no es una enfermedad muy dañina? tiene nombre?
    ….La satisfacción de haber creado un arma destructiva potente ¿no es un desarreglo cerebral gravísimo?
    …El hecho de estar matando grupos enteros de humanos, arrasando planeta verde solo por codicia, eso no es de estar muy, pero que muy desajustado???
    … Cada vez me cuesta mas trabajo votar, porque pienso que un humano con un poco de sentido común no tendría el valor de ocupar ningun escaño.
    Salud Alberto

Leave a Reply