PAISES A LA DERIVA

PAISES A LA DERIVA

Los capitanes de barco detectan un poder absoluto mientras se encuentran en el mar pero son conscientes de que al regreso tendrán que rendir cuentas de sus actos.

Cuando un político se apodera de un timón considera que será suyo para siempre, por lo que su mayor afán es no tener que volver a tierra para que no le pidan cuentas de sus actos.

Prefiere continuar navegando a ciegas pese a que el barco marche a la deriva.

Docenas de países viajan a la deriva porque sus incompetentes capitanes se aferran desesperadamente al timón.

11 comentarios

  1. broustenac
    broustenac 20 de March de 2009 at 23:32 .

    La alcaldesa, su marido y su hijo, concejales, el arquitecto municipal, el secretario del ayuntamiento y unos cuantos empresarios, todos metidos en el ajo. Me refiero al caso de corrupción tan sonado del municipio zaragozano de La Muela. Cuánto se habrán jactado de lo sencillo que les resultaba repartirse el pueblo. Al parecer la alcaldesa pensaba realizar un culebrón contando la historia de amor entre el viento y “su” pueblo, hasta hizo un cating.
    Ayer noche ví “Open range”, un wester de Kevin Costner donde aparece el clásico trió de la corrupción: un ganadero, el alcalde y el sheriff. El resto se lo pueden emaginar. Pero a diferencia de antes, lo corruptos de ahora duermen más tranquilos. En los westers alguna vez aparecía un vaquero salvador que limpiaba el pueblo de curruptos a punta de pistola. Pero ahora, ¿quién desempeña ese papel?, si los que lo deberían hacer están untaditos de ajo, igualito que el pantumaca.
    Un saludo.

  2. Clemen Rock
    Clemen Rock 21 de March de 2009 at 0:54 .

    Que grande que eres Alberto, reflejas las cosas como nadie. Cierto es, que uno prefiere ir a la deriva que arreglar cuentas, pero al final el mar te lleva a la orilla y no tendrás más remedio que darlas. Un día escribí yo sobre un barco que también navegaba sin capitán, y aunque estuvo a punto de hundirse, al final se consiguió seguir a flote, no sin mucho sufrimiento.

  3. Liliana
    Liliana 21 de March de 2009 at 15:49 .

    Increíblemente, al leer tu artículo pareciera que estás hablando de mi país, Argentina. El poder hace a los políticos autistas, no escuchan lo que el pueblo pide y necesita. Sólo les importa enriquecerse y rodearse de corruptos. Pero lamentablemente, salen del poder y todo se olvida. Acá nadie rinde cuentas. Somos un país a la deriva, que parece estamso condenados a tener malos gobernantes. O es que los merecemos?

  4. blanca
    blanca 21 de March de 2009 at 16:02 .

    Estimado Alberto, pareciera que el mundo está lleno de corruptos, pues cualquier persona que lea tu artículo, pensará que se trata de su país.

    En Venezuela espero que algún día el barco llegue a la orilla.

    Besos,
    Blanca

  5. Nali
    Nali 21 de March de 2009 at 20:54 .

    ¡Qué gran verdad! La pena es que se les deje seguir navegando… Como siempre es un placer leerle.
    Un saludo.

  6. Pablo Ramos
    Pablo Ramos 21 de March de 2009 at 23:57 .

    Como “hombre de mar” que soy, cada vez que la red se nos metía en el timón, nos quedábamos “al garete” (sin timón) allí
    radiábamos a un barco de la “compañía” o en vísperas de una tempestad, (muy malas circunstancias) al que nos pudiera “remolcar” a puerto seguro.
    Hoy “la compañía” nos arrastró a las aguas mas inseguras y nos pide que le llevemos “buena pesca”. Si la compañía es “mala leche” mejor dejarla. Los tiempos que se avecinan traerán consigo la necesidad de “tribu” nuevamente. Y los políticos serán simples indios con plumas en sus cabezas. Saludos.

  7. Bruno Rodriguez
    Bruno Rodriguez 22 de March de 2009 at 11:04 .

    Querido Alberto, hace falta un movimiento social importante, que haga que esos navegantes vuelvan a tierra.Normalmente los capitanes que manejan nuestros barcos, controlan la mayoria de los medios de comunicación que se encargan de tener adormecida a la sociedad.
    En USA han cambiado de capitan, y eso que este a tenido que luchar contra tormentas y tempestades, fuera y dentro de su partido, pero a tenido una cosa muy importante hoy dia, internet, ha sido la sociedad atraves de internet quien se ha movilizado para cambiar de capitan. Agasmoslo nosotros, movilicemos conciencias, tenemos que despertar y juntos podemos hacer que los capitanes regresen a tierra y que rindan cuenta.

  8. Adoración G.
    Adoración G. 24 de March de 2009 at 11:59 .

    ¿Qué le pasa a los capitanes de navíos cuando se le amotinan los marineros? ¿estamos o no dentro del barco?
    Estoy de acuerdo con Bruno Rodriguez al pensar en internet como un movilizador de conciencias. No es más que un poderoso instrumento de esta era puesto a nuestro servicio, de nosotr@s depende su utilidad.
    Gracias Alberto por seguir alimentando mi conciencia y dar temas que pensar a mis hijos.

  9. xavi lapierre
    xavi lapierre 28 de March de 2009 at 13:38 .

    Me enrolé de marinero en un congelador enorme por culpa de un primo capitán. Exacto el símil de D.Alberto.Cuando tenemos poder no conocemos a nadie ni respetamos a la naturaleza. Pero todo acaba pasando cuentas. Que se conciencien de una vez de los males que provocan y traten de corregirlos.Muchas gracias.

  10. Deobriga
    Deobriga 14 de April de 2009 at 21:06 .

    Esperemos que haya un cielo y un infierno, porque así los malvados pagarán sus pecados.

  11. Alejandro
    Alejandro 8 de August de 2009 at 19:00 .

    Caro Alberto.
    Me gusta mucho poder escribirte,he leido y releido tantos de tus libros .Me encata tu estilo esa frescura con que describes .
    He viajado,amo el mar el buceo sudamerica Africa y en cada libro tuyo voy viendo viviendo recordando imaginando.
    En cuanto a este de los capitanes aun no lo tengo pero ya llegara.
    Ademas mi mensaje es que un capitan sin tripulacion no es nada.
    Claro es que figuradamente nosotros somos los tripulantes y que mientras no podamos limitar el poder a los poderosos estaremos en sus manos .
    Te saludo y espero poder seguir leyendote.

Leave a Reply